Gaona, Palacios y Rozados Abogados

Un centenar de farmacéuticos recurren el acuerdo entre el SAS y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos que les obliga a sufragar parte de los genéricos

Un centenar de farmacéuticos andaluces ha decidido recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la Adenda suscrita el pasado 4 de abril entre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF) para la promoción de los medicamentos genéricos cuando se prescriben por principio activo. Los farmacéuticos entienden que esta decisión les obliga a renunciar en favor del SAS a un 5% de su facturación mensual por dispensación de los medicamentos genéricos y entienden que esta decisión genera un importante menoscabo económico. Los demandantes afirman que no sólo pierden ingresos sino que deben seguir pagando a sus proveedores los medicamentos que dispensan a los usuarios del SAS y se convierten así de manera forzosa en «cofinanciadores» del gasto público sanitario andaluz.

El recurso contencioso-administrativo, confiado al despacho Grupo RocaJunyent-Gaona, Palacios y Rozados, ha sido formalizado el pasado martes por los letrados Alberto Camas y Luis López ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo en Granada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. En el texto se solicita la suspensión cautelar de la Adenda al entender que el CACOF carece de legitimación para acordar en nombre de sus colegiados los términos del documento y que éstos son, además, contrarios a normativa básica del Estado.

Los demandantes insisten en que el acuerdo suscrito entre el SAS y el CACOF es una vulneración especialmente grave en lo relativo al margen de las oficinas de farmacia y en lo que se refiere a las autoridades nacionales como competentes para establecer las condiciones económicas de la dispensación farmacéutica.

La citada adenda complementa el Convenio que suscribieron el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF) el pasado 15 de junio de 2022, por el que se fijaron las condiciones para la ejecución de la prestación farmacéutica a través de las Oficinas de Farmacia de Andalucía.

El recurso presentado por este centenar de farmacéuticos andaluces se suma a otras medidas del mismo tipo abordadas por la Sociedad Española de Farmacia Rural (Sefar) y Farmaindustria, la patronal del sector, que también entienden que el acuerdo entre el SAS y el CACOF va en contra de los intereses del sector.

Compartir este articulo